Tu Fisio en Córdoba logo

Fisioterapia deportiva

Fisioterapia deportiva en Córdoba


Como deportista ¿comenzarías un entrenamiento sin hacer un calentamiento previo?, ¿correrías sin unas zapatillas de deporte adecuadas?, ¿golpearías un saco de boxeo con los puños descubiertos?...
Espero que la respuesta a todo esto sea NO (en caso contrario vamos a vernos mucho antes de lo que pensaba) :P
Cuando entrenas planificas, estiras, calientas, usas protecciones… En definitiva, tomas todas las medidas necesarias para realizar tu rutina con el menor riesgo de lesión posible.
Pero, antes de empezar a entrenar, ¿consultaste a un fisioterapeuta deportivo?
Cri cri, cri cri, cri cri…
Si tu primer pensamiento ha sido: «Noooo, me encuentro bien», «¿Para qué? si no tengo ninguna lesión» o, este es el más común, «¿Para qué? si yo no tengo que ir a competiciones ni nada de eso»…


Quédate y sigue leyendo porque hoy te enseñaré:

Tooodo lo que un fisioterapeuta deportivo puede hacer por ti, seas deportista de élite, de alto rendimiento, amateur o dominguero.

Que el trabajo del fisioterapeuta deportivo empieza mucho antes de que se produzca una lesión.

Que va muuuuuucho más allá de darte un masaje cuando tengas una lesión o una contractura…


¿Qué es la fisioterapia deportiva?


La fisioterapia no es solo un grupo de técnicas o procedimientos que arreglan nuestro cuerpo cuando se «rompe», es un conocimiento del ser humano.

Por ello trato a mis pacientes en su conjunto, no solo localizo el problema sino el motivo que lo produce y les ayudo a tomar las medidas necesarias para que no vuelva a aparecer.

Esta especialidad de la fisioterapia tiene como objetivo: la rehabilitación, la readaptación y la prevención de deportistas pero también dar unas directrices correctas a quienes practican actividad física y quieren hacerlo de forma segura.

Fisioterapia es salud y bienestar y no es (o no debería serlo) exclusiva de una élite deportiva, sino de cualquier persona que disfrute ejercitando su cuerpo) porque todo deportista, sin importar su modalidad o nivel, sufre cuando no puede ejercer su deporte.

Al menos ese es el pensamiento que me llevó a fundar «Tu Fisio en Córdoba». La creencia de que todos los deportistas, sean del nivel, edad y deporte que sean, deben tener acceso a las mejores y más avanzadas herramientas para la prevención y recuperación de lesiones en su día a día a un precio accesible y razonable.

La fisioterapia restaura las funciones del cuerpo humano mediante agentes físicos (frío, calor, masajes…) químicos (impulsos eléctricos, cremas…) y el movimiento (mediante ejercicios pautados) de los distintos elementos del aparato locomotor.

Un Kit Kat: Tanto el uso de estos agentes como de ciertas técnicas es competencia exclusiva de los fisioterapeutas y no de otras disciplinas no-sanitarias que, en ocasiones, incurren en intrusismo pues no presentan la formación requerida para ello. Cuida mucho tu cuerpo y siempre siempre siempre acude a un fisioterapeuta debidamente cualificado.


image


Ahora sí, continuamos.


La fisioterapia deportiva es la especialidad de la fisioterapia que:

  • Previene lesiones.

  • Si la lesión ya se ha producido el fisioterapeuta la diagnostica, trata y recupera empleando técnicas enfocadas a:
    • Evitar la pérdida muscular del paciente.
    • Obtener una recuperación lo más rápida y segura posible.


Estos dos objetivos son muy complejos pero como fisioterapeuta deportivo conozco:

  • Las características específicas de cada deporte.

  • Sus patologías más comunes.

  • Cómo recuperar y prepararte para retomar esa exigente actividad con el menor riesgo de futuras recaídas.


Pero ¡ojo! Que las prisas nunca fueron buenas consejeras…


En la fisioterapia deportiva el tiempo de recuperación de las lesiones es un factor fundamental, ya sea para volver cuanto antes a los entrenamientos o para llegar a tiempo y a punto a esa competición tan ansiada, sobre todo si hablamos de un nivel profesional o de competición.

El fisioterapeuta deportivo debe acelerar esta recuperación todo lo que pueda, pero sin poner en riesgo al deportista. Los tejidos necesitan un cierto plazo mínimo para regenerarse.

Encontrar este equilibrio es fundamental pues una recuperación incompleta puede ser más dañina que la lesión original.


¿Por qué la fisioterapia deportiva es tan necesaria y cada vez más demandada?


El sedentarismo y/o la repetición de ciertos movimientos en algunos trabajos genera sus propias patologías y una manera de contrarrestarlo es dedicar parte del tiempo libre a entrenar y ponernos a punto.

El deseo de vernos más fuertes, esbeltos, guapos y sanos se traduce en querer adoptar un estilo de vida saludable y que acudamos a centros deportivos o emprendamos un nuevo deporte.

¡Ah!, ¡y más jóvenes! Que da alegría ver como cada día hay personas más longevas en los gimnasios o andando en los circuitos; y es que no hay nada como el deporte (y la fisioterapia :P) para dar calidad a la vida.

Toda persona que practica un deporte realiza un esfuerzo físico y, esto conlleva numerosos beneficios pero también lo expone a lesiones.

Por ello es muy recomendable contar con un profesional que te ayude a prepararte y te asesore en ese ámbito.

¿Qué puede hacer la fisioterapia deportiva por ti?

La fisioterapia deportiva presenta dos vertientes principales: una dedicada a la prevención de lesiones y otra destinada a la recuperación de las mismas.


1. Fisioterapia preventiva: ¿en qué consiste?


La fisioterapia deportiva preventiva, menos conocida pero muy efectiva, nos ayuda a:

  • Conocer y controlar los factores que favorecen una lesión.
  • Valorar la situación del deportista (higiene postural, rutina de entrenamiento, descompensaciones)…
  • Diagnosticar lesiones previas que puedan ocasionar recaídas futuras.
  • Analizar el tipo de entrenamiento que el deportista realiza y añadir los ejercicios pertinentes.


Es decir, analiza, mejora y trabaja la condición muscular del deportista, evitando las cargas y corrigiendo los malos hábitos deportivos.

Con un buen trabajo preventivo:

  • Aumento la elasticidad de la musculatura.
  • Disminuyo progresivamente el nivel del esfuerzo del deportista.
  • Evito muchas lesiones.
  • Mejoro tu estado anímico y psicológico y tu rendimiento deportivo.

Todos los deportistas deberían trabajar esta fase.


2. Recuperación y rehabilitación de la lesión

Obtenido el diagnóstico médico como tu fisioterapeuta determino el tratamiento más adecuado a tu lesión, a ti y al deporte que realizas.

El objetivo es:

  • Reconducir y regenerar la zona dañada sin usar cirugía ni medicamentos.
  • Darte unas pautas y aplicar unas técnicas que hagan que tu recuperación sea lo más rápida posible.
  • Monitoreo tu proceso y tu evolución.


Para recuperar tu lesión con toda su funcionalidad en el menor tiempo posible (así evitamos atrofias musculares, déficits circulatorios, desequilibrios posturales…), complemento estas técnicas con ejercicios pautados para readaptarte a tus entrenamientos en una progresiva vuelta a la actividad.

Eso sí, si eres mi paciente te tocará colaborar en todo momento y respetar los tiempos de recuperación, yo te ayudo a volver al terreno lo antes posible pero nunca acelero tu proceso de recuperación más allá de lo recomendable clínicamente.


image


Como puedes ver la fisioterapia deportiva puede ofrecerte muchos beneficios y objetivos


Te recapitulo los más importantes:

  • Acortar el tiempo de recuperación: primando siempre tu seguridad.
  • Adaptar tu cuerpo al entrenamiento: para obtener el máximo rendimiento.
  • Evitar factores de riesgo: practicando la actividad física de la forma correcta.
  • Evaluar tu situación para decidir si puedes o no volver a hacer deporte y reducir la posibilidad de futuras recaídas.
  • Prevenir lesiones: una de nuestras tareas más importantes y menos conocidas.
  • Mejorar tu calidad de vida.


¿Cuáles son las técnicas más empleadas en la fisioterapia deportiva?


En «Tu Fisio en Córdoba» decidimos dejar de lado ciertas áreas de la fisioterapia para centrarnos en la fisioterapia avanzada y deportiva.

Y no podemos estar más orgullosos de nuestra decisión.

Esta especialización nos ha permitido:

  • Adquirir tecnología punta como nuestro ecógrafo de alta resolución, el equipo más potente de tecarterapia de Andalucía o nuestra máquina de EPTE (Electrólisis percutánea terapéutica).
  • Colaborar con diferentes clubes deportivos a los que ofrecemos una atención personalizada y específica. No son pocas las competiciones en las que hemos acompañado a nuestros deportistas.
  • Formarnos en innovadoras y novedosas técnicas.

Todo ello nos ha permitido acelerar la recuperación de nuevas lesiones alcanzando los mejores niveles e incluso recuperar antiguas lesiones ampliando el rango de movimiento que, por una mala cicatrización, no parecía posible.

Y es que ser testigo y parte de los triunfos de nuestros deportistas simplemente no tiene precio.

Algunas de las que usamos en nuestra consulta son: diferentes técnicas de terapia manual, inducción miofascial, drenaje linfático, punción seca o electropunción, kinesiotaping o vendaje neuromuscular, ondas de choque, diatermia profunda o tecarterapia, neuromodulación funcional, neurodinamia, electrólisis percutánea…

Estas técnicas son, en su mayoría, complejas y requieren el uso de un ecógrafo (en el diagnóstico y como guía en el tratamiento con la total seguridad que te aporta una amplia resolución y visibilidad del interior del cuerpo del paciente a tiempo real).


Pero en función del tipo de lesión ¿Cómo puede ayudarte la fisioterapia deportiva a recuperar tu vida?


Las lesiones que, con mayor frecuencia, encuentro en mi clínica son las relacionadas con el aparato locomotor (articulaciones, huesos, ligamentos, músculos, tendones), pues son las estructuras que más se emplean en la práctica deportiva.

Las más comunes son:

  • Lesiones articulares: como artrosis, condromalacia rotuliana, esguinces de tobillo y de rodilla, hombro congelado y rotura de los meniscos de la rodilla.

Afectan a la estabilidad y funcionamiento de la articulación (ligamentos, meniscos y superficies articulares).

La zona se inflama (en mayor o menor medida según la gravedad de la lesión) y la articulación pierde estabilidad. Es fundamental recuperarla con ejercicios de propiocepción que regulan la dirección y rango de movimiento.

  • Lesiones musculares: contracturas musculares, contusiones, elongaciones, rotura fibrilar o sobrecargas.

Afectan a la estructura del músculo, en ocasiones puede requerir reposo relativo. Además hay que prestar especial atención para que no se formen adherencias que alteren la elasticidad muscular o favorezcan futuras recaídas.

  • Lesiones ligamentosas: como la distensión de ligamentos, esguinces, luxaciones, pubalgias o rotura del LCA y LCP (Ligamento cruzado anterior y posterior) .

  • Lesiones tendinosas o tendinopatías: las más comunes son epicondilalgia (codo de tenista), problemas del manguito rotador, síndrome de la cintilla iliotibial, tendón de Aquiles o tendón rotuliano y fascitis plantar

Son muy habituales y se producen cuando el tendón sufre una presión o carga que no puede soportar. Si no se remedia puede desembocar en lesiones más graves o de mayor duración.

  • Lesiones óseas: como fisuras, fracturas por traumatismo o por estrés (sobreuso o sobrecarga), periostitis…

Requieren un periodo de inmovilización para que el hueso suelde por lo que la rehabilitación post-quirúrgica la fisioterapia es clave para recuperar la funcionalidad de la región lesionada.

Este tipo de lesiones o recuperaciones suelen conllevar una pérdida de la masa muscular por lo que el tratamiento incluye una secuencia de ejercicios para su total recuperación.


 Entonces si hago deporte, ¿Pongo o no pongo un fisioterapeuta deportivo en mi vida?


Si has leído hasta aquí, eres deportista y aún no tienes clarísima la respuesta a esa pregunta… te dejo esta comparativa.

Tu vida con tu fisio deportivo

  • Mayor relajación del cuerpo = más energía y mejor rendimiento.
  • Mayor flexibilidad articular y muscular = mayor rendimiento.
  • Mayor resistencia: fortaleces los tejidos protegiéndolos de lesiones producidas por impactos.
  • Prevención de lesiones: menor riesgos de esguinces, desgarros, calambres…

Pero si hay lesión

  • Alivio tu dolor más rápido con masajes y ejercicios de movilidad de las articulaciones.
  • Descontracturo y fortalezco la región afectada.
  • Mejoro la apariencia del tejido cicatrizado que se haya formado en la lesión.
  • Te ayudo a volver al deporte de forma más rápida y segura.
  • Te enseño a evitar futuras lesiones corrigiendo tu técnica y mejorando tu rendimiento.


Ya se curará solo y sino lo miro en internet

  • Mayor probabilidad de sufrir lesiones articulares, musculares, ligamentosas, óseas y tendinosas.
  • Si una lesión deportiva no se trata, tardará más tiempo en curarse y provocará más dolor.
  • Si vuelve a hacer ejercicio regularmente antes de que la lesión se haya resuelto, se arriesga a agravarla y a prolongar el período de recuperación.
  • Si la lesión no se trata y los síntomas persisten durante más de tres meses, se vuelven mucho más difíciles de resolver.
  • Si no sabes cuáles fueron los motivos que originaron la primera lesión, no tardarás en volver a repetir una segunda.
  • Al no tratar debidamente una lesión puedes tener: pérdida de masa muscular, adherencias en los tejidos o, incluso, desarrollar artritis por una mala posición de las articulaciones, rigidez o falta de movilidad en las mismas.


Poco más que decir… con este resumen quedan «las cosas claras y… las puertas de mi clínica abiertas para ti, deportista»  Más vale prevenir… que lesionar-se!


¡Resérvame cita!